Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

54 Vistas

La innovación sostenible llega al tratamiento de aguas residuales en forma de bacterias 'sherpa'

La preservación del medio ambiente pasa por el desarrollo de procesos de tratamiento de aguas contaminadas que aseguren un crecimiento sostenible de zonas urbanas y una protección de las áreas naturales.

Post invitado escrito por Marina Arnaldos Orts de ACCIONA Agua:

Desde una perspectiva de salud pública, el tratamiento de las aguas residuales generadas por la población y las industrias de una determinada zona urbana es de importancia crítica para asegurar un crecimiento estable de la misma. Además, asegurar que las aguas residuales generadas son tratadas hasta niveles que no afecten al medio ambiente al que son vertidas es necesario para asegurar que dicho crecimiento urbano se lleve a cabo de forma sostenible.

Para conseguir que el tratamiento de aguas residuales sea sostenible, es necesario llevar a cabo un proyecto de innovación que aborde el desarrollo de un nuevo proceso de tratamiento biológico de aguas residuales con bajo consumo energético e impacto medioambiental. El trabajo consiste en determinar si se pueden realizar los mismos procesos que normalmente se llevan a cabo en una estación de depuración de aguas residuales (EDAR) - es decir, la eliminación de los contaminantes presentes en la misma - a muy bajos niveles de oxígeno.

Tratamiento de agua

En un contexto en el que el gasto principal de energía en EDARs está relacionado con el suministro de oxígeno al proceso biológico, conseguir este objetivo implicaría un aumento significativo de la sostenibilidad en los procesos de tratamiento de aguas, con menores consumos de combustibles de origen fósil y una reducción importante de emisiones de gases de efecto invernadero. De esta forma, se estaría recuperando un recurso natural de gran importancia, el agua, sin impactar la disponibilidad de otros recursos como la energía y sin contaminar el medio ambiente de forma directa al verter agua contaminada o indirecta a través de emisiones de gases de efecto invernadero.

En términos antropológicos, la solución ha sido seleccionar bacterias ‘sherpa’ que pueden vivir con muy poca concentración de oxígeno igual que los habitantes de ciertos poblados en las alturas del Himalaya donde las concentraciones de oxígeno en el aire son bajas. Estas bacterias son capaces de captar el poco oxígeno disponible mediante la utilización de unas moléculas propias de las mismas que se asemejan a la hemoglobina que tienen los humanos y otros animales en la sangre. Esta molécula, de la misma forma que en nuestro organismo, capta el oxígeno y lo transporta a aquellas zonas de la célula donde éste es necesario. La idea detrás de este proyecto, concebida a través de la realización de mi tesis doctoral, recibió en 2014 el premio de honor de la  American Academy of Environmental Engineering and Science y está siendo desarrollada por el Departamento de I+D+i de ACCIONA Agua para su aplicación directa a EDAR de diferentes escalas.

La preservación del medio ambiente pasa por el desarrollo de procesos de tratamiento de aguas contaminadas que aseguren un crecimiento sostenible de zonas urbanas y una protección de las áreas naturales. Pero no hay que olvidar la dimensión de consumo de combustibles fósiles y emisiones de gases de efecto invernadero de estos procesos: la innovación presentada busca proteger al medio ambiente de forma total, asegurando un futuro sostenible en el tratamiento y saneamiento de aguas.

 

Marina Arnaldos Orts

Responsable de área de desalación y nuevas tecnologías del Departamento de I+D+i.

ACCIONA Agua

Perfil en Linkedin

Perfil en Twitter: @MarinaArnaldosO

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.