Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

1872 Vistas

La ciudad sostenible

En 2050 seremos 2 mil millones de personas más, y se incrementarán las emisiones de CO2 un 70%. Es necesario ir hacia un modelo de ciudad sostenible.

Para el año 2050, se prevé que habrá que gestionar las necesidades de ¡2 mil millones de personas más! lo que supone un desafío tanto para sus pobladores como para el medio ambiente.

Copenhague, ciudad verde europea 2014
El crecimiento económico y demográfico sin precedentes de los últimos años, ha supuesto acciones cada vez más agresivas con el medio ambiente, y también ha supuesto reflejado una fractura social y cultural para los pobladores de las grandes ciudades.


Perspectivas hacia 2050

Según un informe de la OCDE, si no cambian las políticas actuales, se prevé que casi el 70% de la población mundial será urbana, lo que supone grandes retos.

Se estima que se emplee un 80% más de energía en 2050, lo que conllevará un cambio climático más intenso porque se incrementarán las emisiones de CO2 en un 70%.

Esto se traduce en un aumento de 3°C y 6 °C a finales de siglo (lejos de los 2°C acordados a nivel internacional).

Pérdida de biodiversidad, menos porcentaje agua dulce, mayor contaminación del aire (sobre todo en China e India)… Serán problemas reales aún más graves si no se toman medidas más ambiciosas de cambio.

Así, surge la necesidad de un nuevo modelo de crecimiento, donde los actores (administraciones públicas, privadas y habitantes) han de cumplir el objetivo de gestionar de manera equilibrada los recursos naturales.

Copenhague, ciudad verde europea 2014
El nuevo modelo: la ciudad sostenible

La ciudad sostenible perfecta, sería aquella que se autoabasteciera energéticamente y que además no desaprovechara sus residuos, sino que los reutilizase como nuevas materias primas. Hay que llevar esta premisa todo lo lejos que se pueda: gestión de residuos, transporte más sostenible, mantenimiento de espacios verdes, gestión y uso de recursos naturales (agua, electricidad…), espacios para el ocio y la cultura de sus habitantes… Es una ciudad que se construye a si misma de acuerdo a unos principios ecológicos, educadores y en igualdad.

¿Qué debe cumplir una ciudad sostenible?

Las Administraciones públicas y privadas deben ofrecer nuevos y mejores servicios a la población, los ciudadanos y sus hábitos de comportamiento son fundamentales y la ciudad debe cumplir con unos principios de eficiencia energética y sostenibilidad que consigan el equilibrio entre el entorno y los recursos naturales. Las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) deben ser una eficiente herramienta para los servicios.

Para ello, debemos tener en cuenta varios principios:

-    Regenerar y preservar los espacios naturales: parques, fomentar huertos urbanos, ríos, mantener zonas boscosas…
-    Usar en exclusiva fuentes de energía renovables.
-    Apostar por una movilidad sostenible.
-    Practicar un comercio que fomente la compra local.
-    Acercar una cultura integradora al pueblo y ofrecer garantías sociales.
-    Conseguir una planificación en la construcción que preserve el entorno natural, fomentando el acceso real a una vivienda digna a los habitantes de la urbe.

¿Cómo llevar a cabo estas prácticas?

Hay algunas acciones que, sin duda, pueden motivar un rápido cambio hacia la sostenibilidad: gravar la contaminación con impuestos especiales, alentar la innovación verde, asignar valor y precio a los bienes naturales, eliminar subsidios que dañen el medio ambiente… y, en resumen, adoptar políticas comunitarias para resolver los problemas y dilemas medioambientales y sociales, reduciendo la huella ecológica de las grandes urbes.

“Actuar ahora es ambiental y económicamente racional".

"En Perspectivas Ambientales hacia 2050 se plantea que si los países actúan desde ahora, aún hay una posibilidad —cada vez menor— de que el pico de emisiones globales de GEI ocurra antes de 2020 y se limite el incremento de la temperatura media del mundo a 2 °C.”


La ciudad sostenible es, en resumen, pensar en global y actuar en local.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.
lgb

mal