Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

180 Vistas

¿Qué es una 'passivhaus' o casa pasiva?

Las 'passivhaus' se han convertido en toda una revolución gracias a los múltiples beneficios económicos y de salud que aportan a sus habitantes

Lograr la temperatura idónea y administrar el gasto energético puede ser un quebradero de cabeza para las familias. En muchos de nuestros hogares derrochamos energía en pequeños gestos difíciles de apreciar, pero existen construcciones que mejoran la eficiencia energética y reducen el consumo de energía sin renunciar a nuestras necesidades básicas. Este es el caso de las casas pasivas o passivhaus.

Ejemplo de vivienda con certificación Passivhaus

'Passivhaus': ¿qué es?

Se trata de un tipo de vivienda creada para mantener las condiciones atmosféricas ideales en su interior logrando un ahorro energético que oscila entre el 70% y el 90% respecto a una vivienda convencional. Son construcciones que deben contar con un aislamiento térmico óptimo en sus paredes exteriores, rotura del puente térmico –que evita que la cara interior y exterior de una ventana tengan contacto entre sí para eliminar la pérdida de calor-, ventilación mecánica con recuperación de calor y ventanas y puertas de altas prestaciones.

Aunque es ahora cuando está cobrando un especial protagonismo, lo cierto es que para encontrar el origen del concepto de casa pasiva hay que remontarse casi tres décadas atrás. En 1988 los profesores Bo Adamson, de la Lund University de Suecia, y Wolfgang Feist, del Instituto de Edificación y Medio Ambiente de Alemania, idearon este tipo de estructura y acuñaron el término passivhaus ("casa pasiva" en alemán). Hoy, esta palabra sirve además para dar nombre al sistema de estandarización –emitido por el Passivhaus Institut alemán- bajo el que todas las construcciones pasivas del mundo tienen que cumplir una serie de requisitos para ser clasificadas como tal.

Beneficios para la salud

Las casas pasivas o passivhaus constituyen todo un ejemplo de sostenibilidad. No son buenas únicamente en el plano económico, sino también en el Recreación del futuro edificio pasivo en la Isla Roosevelt de Nueva Yorksocial y el medioambiental. Numerosos estudios avalan la idoneidad para la salud de los habitantes de este tipo de casas, ya que su renovación inteligente del aire, su incidencia de la luz solar y su construcción con materiales naturales y menos contaminantes que los convencionales ayudan a prevenir y reducir enfermedades e infecciones de las vías respiratorias como la fibromialgia o el asma, entre otras.

'Passivhaus': ¿qué aplicaciones tiene?

Los avances experimentados hasta el momento en el desarrollo de las casas pasivas o passivhaus han estado centrados en viviendas unifamiliares. Sin embargo, su utilidad es mucho mayor, ya que este tipo de construcción es aplicable en hoteles, oficinas, edificios gubernamentales, centros educativos…

Por ejemplo, sendos proyectos de edificios passivhaus en altura ya se han puesto en marcha en Nueva York y Bilbao, que contarán con 83 y 88 metros, respectivamente, y cuando finalice su construcción en 2017 serán los más altos del mundo, por el momento.

¿Cuál es tu opinión acerca de las passivhaus? Cuéntanoslo y participa en nuestra encuesta.

 

Fuentes: El Mundo, Plataforma de Edificiación Passivhaus, Passivhaus Institut, El Mundo II, 20 Minutos, Energiehaus, Passivhaus UK y Ecohouses.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado