Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

718 Vistas

Alternativas al PIB para medir el bienestar

A la hora de analizar el bienestar de las personas existen otros indicadores más allá de los puramente económicos. ¿Quieres conocerlos?

¿Responde el bienestar de las personas únicamente a su condición económica? ¿Son más felices los habitantes de aquellos países con un PIB (Producto Interior Bruto) per cápita más alto simplemente por este hecho?

Alternativas al PIB para medir el bienestar

Muchos de los indicadores económicos tradicionales no permiten reflejar la realidad del bienestar. Sin duda, la economía es fundamental para el desarrollo social, pero su medición basada en factores puramente económicos y menos humanizados puede ocultar importantes indicadores sociales y ambientales que influyen en las condiciones de vida de los seres humanos.

Organismos como Naciones Unidas, gobiernos estatales, universidades, plataformas de ONG o entidades financieras utilizan diferentes indicadores para medir el bienestar común y reconciliar el crecimiento económico con el progreso social ante la necesidad de identificar un fin moral para la economía.

Indicadores sociales

En el plano social se presentan muchos  indicadores para medir el bienestar. Factores como la esperanza de vida al nacer, el nivel de educación, empoderamiento de grupos vulnerables, la calidad del empleo o la cantidad de tiempo libre permiten a las personas desarrollarse en sociedad de una manera más completa.

Por otro lado, aspectos como la violencia de género, la legislación contra el acoso sexual, la seguridad física, la tasa de criminalidad, la buena gobernanza o la firma de tratados internacionales sobre armas facilitan un entorno adecuado para la convivencia.

Indicadores medioambientales

Por su parte, los indicadores ambientales como la biodiversidad marina, la huella ecológica, el nivel de contaminación, acceso al agua y energía, o el cuidado del medio ambiente en general son factores determinantes y transversales que afectan a otras muchas áreas básicas, como puede ser la salud, el agua y la alimentación. La afección al entorno en el que vivimos influye directamente en nuestra prosperidad, por ello estos indicadores son importantes  a la hora de evaluar el bienestar de las comunidades.

Indicadores económicos no tradicionales

El nivel de contaminación también influye en el bienestar

Dentro del grupo de los indicadores económicos, aparte del PIB per cápita, existen indicadores que nos pueden dar información sobre la realidad como el Coeficiente de Gini, el porcentaje de activos bancarios respecto al PIB, la opacidad financiera, el porcentaje de gasto militar, la sostenibilidad y desarrollo económico, la dependencia de la deuda externa, etc. Estos indicadores también son clave a la hora de analizar el bienestar social más allá de los fríos números del Producto Interior Bruto, al incidir directamente en la contribución fiscal de los habitantes de un país y la contrapartida recibida.

Según muchos expertos, la incorporación de estos indicadores a los estudios que miden el bienestar podrían ofrecer una imagen mucho más cercana a la realidad de las personas.

¿Crees que analizar el bienestar desde los planos económico, social y ambiental sería más adecuado que hacerlo únicamente desde el económico? Participa con tus comentarios.

Fuentes: eldiario.es y El País.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado