Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

3465 Vistas

¿Qué es la inversión ética o socialmente responsable?

Introducir criterios ambientales, sociales y de buen gobierno en la toma de decisiones de una compañía es cada vez más común

¿Qué es la inversión ética o socialmente responsable?

En 1758, la Sociedad Religiosa de los Amigos, conocidamente comúnmente como cuáqueros, prohibió a sus miembros participar en el lucrativo mercado esclavista que por entonces comerciaba con vidas humanas entre el viejo continente y las colonias del Nuevo Mundo. Sin saberlo, acababa de plantar el germen de lo que hoy se conoce como inversión socialmente responsable: aquella que incorpora criterios éticos, sociales, ambientales y de buen gobierno al proceso de toma de decisiones de modo complementario a los tradicionales criterios financieros.

De la misma manera que los cuáqueros renunciaron a ganar dinero a costa de una actividad mercantil que atentaba contra valores éticos y sociales, hoy en día muchos inversores tienen en cuenta factores ambientales, sociales y de buen gobierno (ESG, por sus siglas en inglés) a la hora de financiar empresas.

Estas inversiones apoyan la promoción de actividades empresariales centradas en el cuidado del medioambiente, protección de los derechos humanos y la diversidad y la satisfacción del cliente o consumidor, entre otras.

Los cuáqueros fueron pioneros en #InversiónSocialmenteResponsable durante la esclavitud

Del mismo modo, los inversores socialmente responsables introducen criterios de exclusión a la hora de seleccionar las empresas en las que van a invertir. Es decir, no dedican sus actividades a la industria armamentística, tabacalera, alcohol, juegos de azar, pornografía, producción de combustibles fósiles, entre otros muchos ejemplos que podrían ser actividades susceptibles de incumplir los criterios ESG.

¿Qué son los criterios ESG (ambientales, sociales y de buen gobierno)?

Criterios ambientales, sociales y de buen gobierno

Los criterios ESG son los principales indicadores que utilizan los inversores para medir la gestión responsable y la contribución al desarrollo sostenible por parte de las empresas.

En el caso del criterio ambiental, los inversores valoran que las empresas tomen medida en el análisis de la huella de carbono, el consumo de los recursos naturales, protección de la biodiversidad, utilización de energías renovables, etc.

En lo referido al criterio social, aspectos como la defensa de los derechos humanos tanto dentro como fuera de la empresa, la diversidad étnica, cultural y religiosa de los trabajadores o el trabajo infantil son algunos de los conceptos donde las inversores socialmente responsables ponen el foco.

Por último, el criterio de buen gobierno se encarga de regular las responsabilidad de la dirección de la empresa: la estructura de consejo de administración, la relación con sus empleados, accionistas y otros grupos de interés, el reparto de beneficios…

300.000 millones de inversión mundial

Hoy en día, las cifras globales de estos fondos responsables alcanzan los 300.000 millones de euros (322.000 millones de dólares), siendo Europa, con Francia, Reino Unido, Suiza, Bélgica y Alemania a la cabeza, el mercado más activo.

Precisamente en el viejo continente se ha aumentado la inversión de unos 15.000 millones de euros en 2000 a los 100.000 actuales, representando el 2 % de los fondos de inversión del continente.

 

Fuentes: Forética, Investopedia y El País.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Crees que más inversores deberían practicar la inversión socialmente responsable?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.