Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

749 Vistas

Las energías renovables: la fuerza del agua

La energía del agua es una de las energías renovables menos contaminantes que existen. Hidráulica, miniidráulica y mareomotriz son perfectas para generar energía eléctrica.

Según el World Energy Outlook de 2005, la energía hidroeléctrica se mantendrá como  una importante fuente de producción hidroeléctrica durante los primeros 30 años del siglo XXI. A pesar de que la mayor parte de los recursos hidroeléctricos en los países de la OCDE ya están siendo explotados, las posibilidades de crecimiento se estiman en el 1,8%  durante el periodo 2003-2030. Curiosamente, los países en vías de desarrollo serán responsables de la mayor parte del crecimiento. 

Energía hidráulica

Minihidráulica

Se denominan así las instalaciones en saltos de agua para cuya creación no resulta preciso realizar embalses ni cambiar cursos fluviales. El agua represada del río o la circulante por canales de riego, se deja caer desde una altura suficiente – 2, 3 o más metros - a fin de que el empuje de su volumen active el giro de las palas de las turbinas que crearán electricidad.

 

Por su parte, las conocidas como microcentrales significan una oportunidad de telecomunicaciones y desarrollo económico para comunidades asentadas en lugares muy alejados de los sistemas eléctricos que cuentan, sin embargo, con pequeñas corrientes de agua en las inmediaciones; distintas iniciativas71 promueven su instalación en países como Bolivia y Perú.

 

Mareomotriz

El movimiento constante de los mares y los océanos permite captar el empuje de las olas y las mareas concentrándolo mediante sistemas similares a grandes embudos – en otros casos, compuertas, exclusas, columnas oscilantes, bombas de fluido, etc. – para conseguir que el empuje de su gran volumen de agua haga girar turbinas conectadas a generadores eléctricos.

Aún no se ha implementado extensivamente el sistema, pero los desarrollos tecnológicos más recientes permiten pensar en una aplicación progresiva.

La energía hidráulica es una energía renovable que no es considerada totalmente como energía limpia (salvo la minihidráulica) debido, fundamentalmente, al impacto ambiental que se sucede por la construcción de presas para el        almacenamiento de agua. Por eso, hay nuevos aspectos que solventar en esta energía renovable.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.