Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

1233 Vistas

Las energías renovables más utilizadas

Las energías renovables se obtienen a partir de fuentes naturales inagotables y generan electricidad sin contribuir al calentamiento global

Imagen - Las energías renovables más utilizadas

En la lucha contra el cambio climático cobra especial relevancia el empleo de la energía renovable. Son energías renovables aquellas que se obtie­nen a partir de fuentes naturales inagotables y generan electricidad sin contribuir al calentamiento global.

Las diferentes fuentes naturales para generar energía limpia incluyen el viento, la luz solar, el agua, el calor geotérmico, las mareas, y diversas formas de biomasa, siendo todas ellas inagotables y encontrándose en constante renovación.

Tipos de energías renovables más extendidos

Dentro de todos los tipos de energía renovable, destacan cinco por su grado de implantación:

La eólica es una de las energías renovables más extendida en la actualidad. Esta energía aprovecha la fuer­za del viento para generar electricidad.

Por su parte, la energía solar fotovoltaica trans­forma directamente la radiación solar en electri­cidad gracias a los paneles solares integrados por células fotovoltaicas.

La energía termosolar, también llamada termoe­léctrica concentra con espejos la radiación solar para calentar un fluido con el que producir vapor y con éste, a su vez, electricidad.

En el caso de la energía hidráulica, se aprovecha la fuerza del agua en movimiento para producir  -y en ocasiones almacenar- electricidad limpia.

Por último, la biomasa utiliza materia orgánica como fuente de energía. Esta materia puede ser natural, residual o procedente de cultivos ener­géticos.

Principales beneficios de las energías renovables

¿Por qué son las energías renovables la mejor apuesta para un futuro sostenible? Son muchas las razones que las convierten en la primera opción:

- Beneficios ambientales: las fuentes de energía como el viento, agua o el sol son autóctonas y  tienen un impacto medio ambiental mucho menor que las energías convencionales procedentes de los combustibles fósiles, además de evitar la importación.

- Energía duradera: las energías renovables son inagotables, puesto que se renuevan. En comparación con otros tipos de energía convencionales que son finitas y que por tanto algún día se agotarán, como el petróleo o el carbón, la energía renovable es un aliado permanente.

- Genera empleo y mejora la economía: la mayoría de las inversiones en energías renovables se gastan en materiales y mano de obra para construir y mantener las instalaciones localmente. Esto genera empleo local y dinamiza la economía del país.

- Seguridad energética: las energías renovables reducen la dependencia energética de un país, fomentando su autosuficiencia y manteniendo una gran inversión económica que en otra situación se destinaría a importar energía de fuentes no renovables de países extranjeros.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.