Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

271 Vistas

Delfines, ballenas, tiburones... Medidas a tomar frente a la 'caza' en los océanos

Qué ocultan los delfinarios, qué se esconde detrás de la sopa de aleta de tiburón o las matanzas de ballenas... Conocer y concienciar es la clave.

Imagen - Delfines, ballenas, tiburones... Medidas a tomar frente a la 'caza' en los océanos

La sostenibilidad de nuestros océanos está estrechamente relacionada con el estado de los seres vivos que los habitan. Numerosas son las especies que se encuentran en peligro por la acción del hombre, como cazas masivas de delfines para alimentación (y sobre todo venta a delfinarios), las ballenas por su carne o para uso cosmético, tiburones pescados exclusivamente por su aleta…

Tiburones
La salud de nuestros océanos ya no está sólo marcada por su contaminación, acidificación y sobreexplotación. Estas y otras especies se están viendo amenazadas por una acción del hombre de fines dudosos. Para crecer de manera sostenible, hemos de conocer y evitar estas prácticas que abocan a varias especies al desastre:

El peligro oculto de los delfinarios

Matanzas como la de las Islas Feroe (Dinamarca), o la de Taiji (Japón) es una indiscriminada ejecución de delfines. Aunque estos pequeños cetáceos no se encuentran (aún) en peligro de extinción, su número está disminuyendo en todo el planeta. Además, se plantea una cuestión moral, dado que son animales de conocida inteligencia y sociabilidad, que incluso han interactuado en numerosas ocasiones documentadas con el ser humano.

En el caso de Dinamarca, hay una tradición en la que se matan entre 1000 y 2.500 delfines, para celebrar que los jóvenes de la isla llegan a la edad adulta. Una celebración cruel, que aprovecha la confianza de los delfines calderones hacia las personas.

Los delfines no pueden sobrevivir en cautividad

Los motivos para llevar a cabo esta matanza en Japón, no están claros. Son miles de dólares lo que se paga en delfinarios de todo el mundo por estos animales, lo que arroja algo luz al problema. Dado que está demostrado que alimentarse de estos animales no es saludable (son portadores de un nivel peligroso de sustancias como mercurio), se dilucida que la causa es más bien el enriquecimiento personal que conlleva su venta a delfinarios de todo el planeta.

*Ver vídeo del oscarizado documental 'The Cove'

Lo que hay detrás de la sopa de aleta de tiburón

Una vez más, las creencias en algunos países asiáticos están diezmando a una especie a un ritmo vertiginoso. En restaurantes de todo el mundo se ofrece la ‘sopa de aleta de tiburón’ como un manjar. Conocer cómo se practica esta pesca y qué consecuencias tiene para la especie, es fundamental para no consumir este tipo de productos, conseguidos de forma poco sostenible y cruel: se trata del ‘Aleteo de tiburón’.

Aleteo de tiburón o finning

En esta práctica, los tiburones son capturados, y las aletas les son extraídas estando vivos. Una vez realizada esta operación, se les lanza con vida de nuevo al agua, donde sufren una muerte lenta y dolorosa. Tan grave es esta forma de captura, que en la UE está prohibido, pero no en muchos otros lugares de donde viene esta sopa que vemos en cartas de restaurantes de todo el mundo.

Otra causa de su pesca indiscriminada, es la creencia de la medicina tradicional china de que el cartílago de tiburón tiene propiedades beneficiosas sobre la salud.

Caza de ballenas con fines ‘científicos’

Los jueces de la Corte Internacional de Justicia han decidido frenar la caza de ballenas por parte de Japón, en una decisión que se ha comunicado el 31 de marzo de 2014, y que coincide con una creciente preocupación internacional por el estado de esta especie.

Los cetáceos interactuan con el hombre

Con el argumento de “investigaciones científicas”, desde 1987, Japón capturado un media de 400 ballenas cada año en el océano Antártico, según los datos de la Agencia nipona de Pesca. En 2008 capturaron un total de 679. Sus capturas anuales, sin embargo, se desplomaron hasta 103 en 2012 debido, según el Gobierno nipón, a las actividades de los grupos ecologistas contrarios a la caza de esta especie.

Así, este año se marca un hito en la protección de esta especie, gracias a la presión internacional y a una conciencia de sostenibilidad con nuestros mares.

 

¿Qué podemos hacer? Conocer y concienciar es la clave

-    Desde nuestra posición como ciudadanos preocupados por la sostenibilidad y el medio ambiente, lo primero es ser conscientes del nivel de consumo que generamos presionando los recursos del planeta, y revisarlo para reducirlo.

-    Un consumo responsable es fundamental para poder cambiar las cosas de un nivel local, a global, y esto incluye también una versión ética.

-    Comprobar si los productos que consumimos, por ejemplo en cosmética, contienen derivados de ballena, no acudir a delfinarios u otros lugares donde muestren especies que no sobreviven en cautividad, y de las que no conocemos su origen, o evitar productos como la sopa de aleta de tiburón, una vez sabemos cómo se consigue y qué consecuencias conlleva para la especie, son pequeños actos que pueden conllevar grandes cambios.

-     Además, todas estas especies de las que hemos hablado, contienen niveles muy elevados de mercurio, por lo que son potencialmente peligrosas en consumo humano.




En resumen, mantenernos informados de lo que consumimos, preguntarnos más allá de lo superficial, e informar a otros, para poder tomar conciencia de cómo podemos seguir desarrollándonos de una manera sostenible y equilibrada con el medio ambiente.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.