Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

106 Vistas

11/03/2016

10 claves sobre el cambio climático (III)

El aumento de la temperatura es un hecho, pero ¿sufrirá el planeta cambios sensibles derivados de este calentamiento global?

Los niveles de calentamiento global son significativos

Asumiendo como evidencia que la temperatura está subiendo, y que su causa está en la concentración de gases de efecto invernadero, el siguiente paso es preguntarse cuánto y si el nivel actual y el incremento previsto, si continúa la tendencia observada, ocasionan cambios sensibles en el mundo físico.

10 claves sobre el cambio climático (III)

Los registros muestran que la temperatura media del planeta ha subido 0,85 ºC en el periodo 1880-2012, y las previsiones de los modelos, indican que puede incrementarse hasta 4,8 ºC más a final de siglo, en un escenario continuista. Resulta difícil de valorar desde fuera lo que suponen estos incrementos, teniendo en cuenta que las variaciones de temperatura intradiarias o interestacionales, a las que estamos más acostumbrados, son muy superiores. Para centrarse, es necesario recordar que hablamos de temperaturas medias globales, y cambiar de perspectiva. Estas cifras adquieren toda su significación si se considera que 5 ºC es la diferencia que existe entre la temperatura media global actual y la del último periodo glacial.

Por otro lado, la complejidad de los sistemas naturales es inmensa, y la modelización de todos los factores que intervienen, muy complicada. Los modelos se encuentran en un proceso de revisión y perfeccionamiento continuo, y son necesariamente incompletos. Una de las cosas que se le ha achacado al IPCC es que, de acuerdo con su filosofía de extrema prudencia, ha infravalorado la rapidez con que pueden acontecer los cambios.

Porque la disminución del albedo terrestre al derretirse superficie de hielo, va a ocasionar que se absorba más radiación (el hielo refleja la radiación solar Los gases de efecto invernadero provocan el cambio climáticomucho más que la tierra o el océano, más oscuros), incrementándose el calor superficial y fomentando a su vez un derretimiento más rápido del hielo. También, el deshielo del permafrost (capa permanentemente congelada de la superficie terrestre) de, por ejemplo, amplias zonas de Siberia, va a liberar el metano retenido en las turberas que, con un factor de calentamiento global muy superior al del CO₂, va a contribuir al mismo ocasionando más deshielo de permafrost, y así sucesivamente. O las selvas tropicales, actuales reservorios de carbono, que un incremento de las temperaturas puede empezar a deteriorar con la correspondiente liberación del carbono que contenían de manera masiva en forma de CO₂, que a su vez provocará más calentamiento. O los clatratos de metano, estructuras cristalinas en las que el metano se encuentra atrapado dentro de pequeñas láminas de hielo, localizadas bajo el sedimento de los fondos de océanos y lagos fríos y profundos, que pueden desestabilizarse con un aumento de la temperatura exterior ocasionando la liberación del metano, que a su vez provoca una aceleración del calentamiento que puede llegar a nuevos clatratos de metano y reproducir su efecto. La medición del factor de aceleración que estos mecanismos van a tener sobre las previsiones actuales, más conservadoras, es una asignatura pendiente en la que se está trabajando.

 

Post invitado escrito por Carmen Becerril MartínezConsejera Externa de ACCIONA, y Magdalena García Mora, Gerente de Análisis de Políticas Energéticas y Cambio Climático de ACCIONA.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.
CRUZ DANIEL TURIPE SANTOYO

Nada más alarmante para las nuevas generaciones! Aún es tiempo para ejercer acciones