Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

16 Vistas

03/08/2015

Davos 2014: Los riesgos financieros del cambio climático

Carbon Tracker Initiative ha aportado información sobre uno de los conceptos más coherentes y transformacionales que ha aparecido desde el inicio de la crisis en 2007: la denominada “Burbuja de Carbono”.

Desde la primera edición de su informe, publicado en 2011, Carbon Tracker Initiative ha aportado información sobre uno de los conceptos más coherentes y transformacionales que ha aparecido desde el inicio de la crisis en 2007: la denominada “Burbuja de Carbono”. El concepto es que, cada vez más, las reservas de carbón, petróleo y gas de las compañías se van convirtiendo en activos en desuso ya que la utilización de combustibles fósiles rebasará el presupuesto global–límite- de emisiones de CO2, lo que implica que será imposible quemar la enorme cantidad de reservas que representan, creando así un gran riesgo financiero para los inversores.Davos. WEF

Hablamos con Mark Campanale, Fundador y Director Ejecutivo de The Carbon Tracker Initiative. Nos explicó por qué esta Iniciativa acudió a Davos:

“Carbon Tracker Initiative fue a Davos para demostrar a los expertos financieros que pueden utilizar el análisis financiero para descubrir el riesgo de la inversión en carbono en los mercados de capital – y pueden hacerlo hoy en lugar de mañana. Davos nos brindó una oportunidad única para transmitir este mensaje a los líderes de la comunidad empresarial y financiera a escala mundial. Gracias a la mesa redonda organizada por el Foro, que reunió a grandes figuras de los bancos centrales, fondos de pensiones y agencias de calificación en torno a este tema, hemos avanzado considerablemente en situar los riesgos financieros del cambio climático en la agenda de banqueros y reguladores clave. El IPCC ya nos ha demostrado que hemos emitido más de la mitad de las 1.000.00012 (trillion) de toneladas que conforman nuestro presupuesto de emisiones de carbono mundial; esto significa que una parte muy importante de las reservas de los combustibles fósiles tendrán que permanecer sin excavar si pretendemos evitar los dos grados centígrados de calentamiento global.

El Foro inició un debate que llegó a la conclusión de que los activos de carbono, incluyendo las reservas declaradas, presentan una amenaza material a escala mundial, y se comparó esto al riesgo que supuso la burbuja inmobiliaria que precipitó la crisis financiera del 2008. Achim Steiner, Director Ejecutivo de UNEP, escribió lo siguiente: “Si el mundo decide dentro de 10-20 años restringir el uso del carbón o el petróleo debido a los limites absolutos de la contaminación ¿qué pasaría con los fondos de pensiones y ahorros que han invertido en esas compañías? ¿Es hora de que nuestros reguladores financieros empiecen a pensar en cómo hay que protegernos a todos (a nosotros y las empresas) del síndrome de ‘demasiado grande para fallar’?” Desentrañar esta duda se ha convertido en un reto principal. El Carbon Tracker Initiative está reclutando algunas de las mentes más brillantes para buscar soluciones y eso nos aporta optimismo y nos hace confiar en que iremos avanza

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.