Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

23 Vistas

03/08/2015

Por qué apoyar el backloading

El próximo miércoles 3 de julio el Parlamento Europeo vota otra propuesta de enmienda de la Directiva de Comercio de Derechos de Emisión elaborada por la Comisión

El próximo miércoles 3 de julio el Parlamento Europeo vota otra propuesta de enmienda de la Directiva de Comercio de Derechos de Emisión elaborada por la Comisión, esta haría posible retrasar la subasta de un determinado volumen de derechos de la Fase III con respecto al calendario inicialmente previsto (back- loading). Backloading

Después de un primer intento fallido el 16 de abril, el Parlamento se dispone a valorar otra propuesta, menos ambiciosa y con más limitaciones, preparada y aprobada la semana pasada por el Comité de Medio Ambiente del Parlamento, y que sería la vía más directa para mantener el precio y el mercado, reduciendo temporalmente la oferta, hasta que las esperadas reformas estructurales, de mayor calado, terminen de arreglarlo. La Comisión ya preparó un informe sobre el estado del mercado europeo de carbono en el que se exponían posibles reformas estructurales, y abrió un proceso de consulta pública para valorarlas.

A pesar de que cuando se definió el techo de emisiones para el periodo 2008-2012 (ETS II) éste era ambicioso, la crisis que está atravesando Europa ha hecho que el mercado haya experimentado una creciente sobreoferta de derechos de emisión y, con ella, una bajada en los precios de los mismos. Al final de 2012 la sobreoferta de derechos acumulada que pasa a la Fase III superaba los 1.800Mt. La caída de precio del EUA desde los 20-30€/t a los que cotizaba durante buena parte de 2008, hasta los 4€/t a los que lo hace hoy, hace dudar sobre la eficacia de un sistema que debería empujar a Europa en su camino hacia una economía baja en carbono, con una industria más eficiente en su consumo energético y un sector eléctrico más limpio. El precio del carbono tiene que ser creíble, tiene que ofrecer una señal seria al inversor, de otro modo, el objetivo para el que se diseñó el ETS no se cumplirá: las reducciones de emisión deben ser permanentes, a Europa no le vale con una bajada puntual por motivos coyunturales. La bajada del precio también afecta a los ingresos esperados por los gobiernos, que invertirán lo pagado en las subastas en la lucha contra el cambio climático.

Por ello es importante que España apoye el backloading, ya que la abstención del conjunto de sus parlamentarios sería, técnicamente, un voto en contra que inclinaría la balanza en el sentido negativo. Europa necesita el backloading y, una vez aprobado, proceder a una reforma en el diseño del sistema que evite que esto vuelva a suceder, que ayude realmente a Europa a caminar hacia los ambiciosos objetivos marcados en el Roadmap a 2050, que debemos hacer nuestros si queremos volver a una senda de desarrollo de nuestra economía.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.