Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

260 Vistas

Este verano, piscinas sostenibles

Los nuevos modelos dejan de lado el cloro y otros productos químicos dañinos para el medio ambiente y para nuestra salud.

A diferencia de lo habitual unos años atrás, numerosas son las piscinas en las que cada vez más optan por otros modelos de mantenimiento, dejando de lado el cloro y otros productos químicos agresivos para el medio ambiente y para nuestra salud.

Piscina sosteniblePiscinas sostenibles y ecológicas, o que sustituyen el cloro por agua salada, son dos de las opciones más extendidas. Te contamos en qué consisten estos dos modelos menos contaminantes.

Las piscinas ecológicas

Este tipo de piscinas sostenibles, además de integrarse totalmente en el entorno son saludables para el medio ambiente y para los bañistas. Desde hace 20 años se comenzaron a usar en Europa, y cada vez se está más extendiendo su uso porque a la larga se ahorra dinero en productos químicos y mantenimiento.

No se usa cloro para la depuración del agua, sino plantas y piedra o arena. Esto emula la filtración natural que tiene lugar en los ríos. Se puede entender como un estanque artificial pero con depuración, y el resultado es un micro-ecosistema (todos los elementos naturales integrados están relacionados).

¿Cómo funcionan?

1.    El agua ha de estar en movimiento, por lo que se ha de construir con un cierto desnivel.

2.    Este movimiento, se genera mediante una bomba hidráulica (que se puede obtener de alimentación por energía solar, para ahorrar aún más energía).

3.    Las plantas, colocadas en otro espacio separado del destinado al baño, se encargan de filtrar la suciedad.

4.    Las piedras y arena son también filtros naturales para eliminar las impurezas y bacterias del agua de manera natural.

Ventajas:

-    Ahorrar agua (no hay que vaciar y rellenar, sólo reponer la que se evapora).
-    Ahorro energético (no se necesitan depuradoras).
-    No usa productos químicos.
-    Respeta la salud de la piel, ojos y mucosas.

Piscinas de agua salada

Piscina sostenibleEstas piscinas emplean la sal para generar cloro, pero no contamina porque una vez que se genera el hipoclorito, se descompone y se vuelve a convertir en sal
La sal que se emplea es sal común, por lo que además de natural, resulta mucho más barato que los productos químicos y cloros tradicionales.

Además, la concentración en sal es hasta 10 veces menor que en mar, por lo que no irrita los ojos ni la piel de los usuarios.

¿Te imaginas una piscina como un lago natural? ¿U olvidarte de la irritación en los ojos y el pelo estropeado? ¡Cuéntanos si ya has probado alguna de ellas, y cómo ha sido la experiencia!

 

Fuentes: Piscinas sostenibles, PIscinas saladas.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.