Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

86 Vistas

Huella de carbono ¿Mejor eBook o libro tradicional?

El libro electrónico frente al libro tradicional. Desentrañamos qué ventajas y desventajas tiene cada uno.

El libro electrónico frente al libro tradicional. Ambos conviven en manos de los amantes de la lectura, y vamos a desentrañar qué ventajas y desventajas tiene cada uno, y cómo es su huella de carbono.

Libro vs eBook (Foto: lacascadadebabel)

 

 

Entre las ventajas con las que cuenta el libro electrónico, encontramos las siguientes:

- Evita el uso de papel.

- Ahorra espacio y por tanto en transporte y kg de CO2 a la hora de su distribución.

- No necesita prácticamente de luz para poderse leer.

 

 

Desventajas del libro electrónico:

- Sus residuos cuentan con componentes tóxicos (como zinc, o arsénico).

- Necesita de extracción de minerales, lo que implica destrucción de bosques, que provoca deforestación.

- Gasta energía sobre todo para la carga y/o cambio de baterías.

 

A la hora de la huella de carbono, en el libro tradicional encontramos también ventajas:

- Los libros son de materiales reciclables, no necesitan de extracción de minerales.

- Si se toman medidas como la ecoedición, el impacto ambiental disminuye notablemente.

- No necesita de energía para funcionar.

 

E inconvenientes:

- Puede contener tintas o estar realizado con disolventes tóxicos.

- Si no se ecoedita, implica tala de árboles de manera no sostenible.

- Ocupa más espacio y pesa más, por lo que deja mayor huella de carbono en transporte para su distribución.

 

Estas son las características más destacables que hemos de tener en cuenta a la hora de calcular la huella de carbono, y por tanto de elegir un soporte u otro. Según un estudio del Royal Institute of Technology de Suecia, un ebook comienza a compensar a un libro tradicional cuando se han leído mínimo 33 obras digitales de unas 360 páginas, por lo que así podemos calcular si nos va a compensar o no.

El papel y la impresión de un libro pueden dejar una huella de carbono de 250 gr a 1 kg, dependiendo de las tintas usadas, el papel, etc.

Se está investigando para optimizar la producción, distribución y uso de ambos soportes, que parecen destinados a convivir por un largo periodo de tiempo. Medidas como la ecoedición, materiales con menor huella de carbono, formatos más ligeros, reutilización, préstamo en bibliotecas, reciclaje… se ponen en marcha para reducir los kg de CO2 emitidos lo máximo posible.

Y tú, ¿con cuál te quedas?

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.