Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

399 Vistas

Trucos sostenibles para la cuesta de enero

Después de las festividades navideñas, es hora de volver a pensar en reducir consumo en favor de la sostenibilidad y, de paso, ahorrar.

La temida cuesta de enero ya se ha instalado en todos los hogares. Después de las festividades navideñas, es hora de volver a pensar en reducir consumo en favor de la sostenibilidad y, de paso, ahorrar. ¿Quieres superar este mes con la ayuda de unos sencillos trucos sostenibles?

Una cuesta de enero sostenible

Ahorra energía en casa: en los países con inviernos fríos, regular la calefacción es indispensable para ser más sostenibles y ahorrar. La temperatura ideal a la que debe estar una casa para ser eficiente y no derrochar, es entre 19 y 21°C. Por cada grado de más, ¡aumenta un 7% el consumo de energía! Durante la noche basta con que el dormitorio esté entre 15 y 17°C.

Sencillos hábitos harán que seas más sostenible y ahorres casi sin darte cuenta: ventila 5 minutos, es suficiente y no escapará el calor.

También puedes optar por un sistema de calefacción más eficiente, con termostatos y huyendo de las calefacciones comunitarias, donde las temperaturas suelen dispararse. Revisa la potencia de tu electricidad, ya que en ocasiones se contratan por encima de lo que necesitamos, y ajusta siempre la temperatura: si tienes visitas, puedes bajarla unos grados, ya que habrá más temperatura en el ambiente. También puedes hacerte con bombillas LED, o gadgets que ayudan a la hora de ahorrar energía.

Transporte sostenible: Después de tanto viaje y reuniones familiares, podemos dejar el coche a un lado y optar por alternativas más sostenibles como la bicicleta, compartir coches (con plataformas como Blablacar, Amovens, etc), usar el transporte público...si estás pensando en cambiar de coche, tal vez deberías incluir en tu elección la opción de coches de bajo consumo con bajas emisiones de CO2, o apostar por coches híbridos o eléctricos, ahorrarás a largo plazo a la vez que contribuyes a reducir la contaminación.

A la hora de comer, aprovecha también a ser más sostenible mientras desintoxicas tu organismo y ahorrando a la vez. Dietas depurativas a base de ensaladas, verduras y frutas te ayudarán a recuperarte de los excesos navideños, además de ser una cocina más sostenible, con menor huella ecológica (se suele consumir más fresca) y que puede resultar más económica si buscamos productos locales y de temporada. Siempre que puedas, productos ecológicos, y si vas a comer fuera, ¿conoces los restaurantes sostenibles? Si tienes una pequeña terraza o jardín, ¡apúntate al huerto urbano!Consume productos de temporada

Reduce el consumo, recicla y reutiliza: Piensa siempre en comprar lo que realmente necesitas, ¡aunque sean rebajas! Haz listas a la hora de comprar, mejor lleva efectivo para no gastar de más con las tarjetas, acude a mercados de segundamano (tanto para comprar como para vender lo que ya no usas), recicla materiales en casa (muebles con palés, empaquetado sostenible de regalos, etc.).

Con estos sencillos consejos ayudarás a rebajar la huella ecológica y a cuidar el medio ambiente. Pero además, ¡lo notarás en el bolsillo!

¡Haz de este 2015 un año mucho más sostenible!

Fuentes: El País, Blabacar, Endesa vehículos eléctricos, Ahorro Acierto.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.