Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

281 Vistas

¿Qué es la brecha salarial entre hombres y mujeres?

Descubre las causas y las posibles soluciones de la diferencia de sueldos por motivos de género

¿Qué es la brecha salarial entre hombres y mujeres?

De acuerdo a Naciones Unidas, por término medio, las mujeres siguen ganando en todo el mundo un 23 % menos que los hombres en el mercado de trabajo por el mismo empleo o dicho de otro modo, las mujeres cobran 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres.

Esta diferencia salarial de género se calcula a través de lo que se conoce como brecha salarial, un indicador que informa acerca de las diferencias entre el salario de un hombre y una mujer en el mercado laboral, habitualmente expresada como un porcentaje sobre el salario de los hombres.

Precisamente Naciones Unidas, a través del quinto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados en 2015 por los 193 Estados miembro en la Agenda 2030, acordaron “lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”.

Las mujeres cobran 77 centavos por cada dólar que gana un hombre en el mismo empleo

¿Por qué Naciones Unidas tiene un objetivo de igualdad de género?

La igualdad de género es una meta irrenunciable para conseguir otros avances sociales y económicos, y António Guterres, Secretario general de las Organización de las Naciones Unidas, asegura que si las mujeres pudieran participar en la economía en igualdad de condiciones con los hombres, el PIB mundial podría aumentar un 26 %.

Son varias las causas que provocan la brecha salarial. Por ejemplo, según señala Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres, “en muchos países los hombres reciben un salario más alto en función de los hijos que tengan. En cambio, cuando una mujer anuncia que va a ser madre, eso supone que va a cobrar mucho menos dinero”.

Con el actual funcionamiento del mercado laboral, Naciones Unidas prevé que equilibrar los sueldos entre hombres y mujeres llevará un periodo de setenta años. Para acelerar el proceso, entre las metas del quinto objetivo de desarrollo sostenible se incluye asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública.

Reino Unido, último ejemplo de lucha contra la brecha salarial

¿Qué es la brecha salarial entre hombres y mujeres?

Desde abril de 2018, las empresas del país con más de 250 empleados deben publicar su brecha salarial y, lo más importante y novedoso, reportar las medidas a implantar para reducir la dicha desigualdad. Esta norma creada por el gobierno británico tiene el objetivo de hacer frente a una brecha salarial de género que situaron en un 18 %.

De este modo, Reino Unido se suma así a otros países como Islandia o Alemania que han tomado medidas para obligar a las empresas a hacer un ejercicio de transparencia salarial.

¿Qué pueden hacer las empresas para reducir la brecha salarial?

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) existen una serie de políticas que las organizaciones pueden poner en práctica para reducir la brecha salarial. En primer lugar, hay tres áreas de actuación que son clave: la contratación, la promoción y la remuneración.

La OIT recomienda registrar la contratación, la capacitación y las promociones de todos los empleados, así como su evolución dentro de la empresa. De la misma forma, se insta a crear programas igualitarios de promoción para los trabajadores de ambos sexos. Respecto a la remuneración, se aboga por basar ésta en función de las competencias, las calificaciones y la experiencia de los empleados.

Otras iniciativas enfocadas a reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres se centran en la designación de un responsable interno en materia de igualdad, en formar a los trabajadores, en crear programas de reclamación por desigualdad y en tratar cada caso de manera individual para decidir si la discriminación responde a un requisito inherente a la tarea a desempeñar.

 

Fuentes: Objetivos de Desarrollo Sostenible, Naciones Unidas, Naciones Unidas II, Pacto Mundial y EFE.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Crees que la brecha salarial desaparecerá antes de setenta años?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.
David Blanco

Igualdad para todos, independientemente del sexo, raza, religión, etc. Más respeto en todos los sentidos

Jesús Domingo Naranjo Verduzco

no podemos hablar de desarrollo sin romper estas barreras, tanto mujeres como hombres valen por igual y si una sociedad no lo ve así entonces es una sociedad retrograda.