Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

1068 Vistas

Qué está haciendo el G7 para cumplir la Agenda 2030

El informe que mide la evolución de los ODS a nivel mundial advierte que los 7 países más poderosos del planeta suspenden en sus políticas de desarrollo sostenible. 

Ranking países G7 en objetivos desarrollo sostenible

Hace ya 3 años que los líderes mundiales, 193 exactamente, sellaron un plan de acción insólito en el que se comprometieron a trabajar para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) más ambiciosos que nunca se han acordado a nivel global: 17 objetivos y 169 metas detallados en la Agenda 2030 para un desarrollo sostenible que incluyen desde la eliminación de la pobreza, hasta la lucha contra el cambio climático.

En el año 2030 deberíamos estar celebrando que los ODS se han cumplido. Podría parecer un margen más que suficiente, pero para evitar que los responsables de lograrlos se duerman en los laureles, la SDSN y la fundación Bertelsmann Stiftung elaboran cada año el SDG Index, un revelador informe que mide cómo han avanzado los Objetivos de Desarrollo Sostenible a nivel mundial.

Los datos de 2018 no son precisamente optimistas. Pero, sobre todo, ponen de manifiesto una idea: o se dan mucha prisa en adoptar medidas a favor de los ODS, o las 7 naciones más poderosas e influyentes del planeta, el G7, acudirán a la cita con los deberes sin hacer.

Suspenso en desarrollo sostenible para los países del G7

Desde los compromisos adoptados en 2015, los 7 no avanzan a la velocidad esperada si quieren cumplir con la Agenda 2030. La mayoría han comenzado a tomar medidas por la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático pero, según el SDG Index, existen en todos ellos lagunas importantes.

ranking países G7 ODS

 Alemania y Francia son las potencias del G7 que mejor trayectoria demuestran, ya que se encuentra en 4ª y 5ª posición respectivamente. Sin embargo, EE. UU. desciende hasta un discreto puesto 35 del ranking. Aquí podéis ver la lista completa del G7:

  • Puesto nº 4: Alemania
  • Puesto nº 5: Francia
  • Puesto nº 14: Reino Unido
  • Puesto nº 15: Japón
  • Puesto nº 21: Canadá
  • Puesto nº 30: Italia
  • Puesto nº 35: Estados Unidos

Los resultados son muy dispares entre los países, pero en líneas generales el G7 obtiene su mejor nota en el ODS 1 de fin de la pobreza, el ODS 3, centrado en la salud y el bienestar de la población, y el ODS 4, que tiene que ver con la calidad de la educación. Sin embargo, la mayoría suspenden en algún punto de los ODS 10, 13 y 14, los objetivos relacionados con la reducción de las desigualdades, y con la lucha por el cambio climático y la conservación de la vida submarina.

ODS Objetivos de desarrollo sostenible

Otra de las conclusiones más alarmantes que arroja el informe de 2018 es que los esfuerzos por parte de los gobiernos del G7 para implementar los ODS tienen enormes vacíos. Aunque los mercados y las áreas privadas de cada nación acojan planes de sostenibilidad en sus políticas, sin una estructura gubernamental y estrategias estatales, resulta muy difícil que estos las pongan en marcha. Italia y Alemania ofrecen mejores niveles de institucionalización de los ODS, pero EE. UU. es el país del G7 con la nota más baja de este indicador. 

A día de hoy, ningún país del G7 va camino de lograr los ODS fijados en la Agenda 2030.

Algunas actividades del G7 generan impactos indirectos negativos en otros ODS

Las actividades de algunos de los miembros del G7 obligan a los demás países del planeta a solucionar problemas ajenos. Y es que el informe del 2018 sobre el desarrollo sostenible incluye en esta ocasión indicadores indirectos, es decir, los efectos negativos de algunos países que socavan de manera indirecta los esfuerzos de los demás para lograr los ODS. Ejemplos como la exportación de armas, la existencia de paraísos fiscales en sus economías o los daños ambientales derivados de sus políticas comerciales tienen un impacto indirecto y radicalmente negativo en la seguridad o los resultados medio ambientales de otros países. Según SDG Index, EE. UU. y Reino Unido serían los miembros con peor influencia en los ODS ajenos, mientras que Canadá y Japón apenas destacan positivamente en estas métricas indirectas.

Fuentes: Red Española para el Desarrollo Sostenible, SDG Index

 

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.
El mensaje no puede estar vacío
El comentario tiene demasiados caracteres