Sostenibilidad en construcción y urbanismo

En el año 2008, el 50% de la población mundial se concentra en ciudades, Hay 65 megalópolis que concentran más de 700 millones de habitantes y sólo en las 25 urbes más pobladas del mundo viven 400 millones de personas.

Por primera vez en la historia, en el año 2008, el 50% de la población mundial se concentraba en ciudades, Hay 65 megalópolis que concentran más de 700 millones de habitantes y sólo en las 25 urbes más pobladas del mundo viven 400 millones de personas – la mayor, Tokio (Japón) con 33.600.000 de habitantes, y la nº 25 Lagos (Nigeria), con 10.100.000 habitantes -. Pero un 30% de la población que vive en ciudades carece de agua limpia.

La población urbana aumentó desde aproximadamente 750 millones en 1950 hasta 3.600 millones en 2011.  Hacia 2030, casi un 60% de la población mundial residirá en zonas urbanas, con todo lo que ello implica.

En los próximos decenios del XXI, un 95% del crecimiento mundial de la población urbana ocurrirá en los países en desarrollo. Se prevé que la población urbana de África ha de aumentar desde 414 millones hasta más de 1.200 millones para 2050, mientras que la de Asia aumentará pronunciadamente desde 1.900 millones hasta 3.300 millones. A ambas regiones, consideradas conjuntamente, corresponderá el 86% del total del aumento de la población urbana mundial.

La tendencia a la urbanización tiene enormes repercusiones para las medidas encaminadas a reducir la pobreza, ordenar los recursos naturales, proteger el medio ambiente y responder al cambio climático. Aún cuando las ciudades ocupan solamente un 2% de la masa terrestre del planeta, producen hasta un 70% de sus emisiones de anhídrido carbónico.

Edificio sostenible cero emisiones

 

La ciudad contemporánea evidencia distintos problemas de carácter socioambiental global: 

El consumo derrochador de energía en las viviendas, la congestión de la movilidad, el aumento de la generación de residuos.

El deterioro paisajístico y reducción de la biodiversidad.

La contaminación acústica, lumínica y del aire. 

La Organización para la Cooperación y Desarrollo en Europa (OECD) publicó, en 2003, el informe titulado “Environmentally Sustainable Buildings: Challenges and Policies”, en el que se describen los problemas ambientales asociados a los sistemas de construcción no sostenibles y energéticamente ineficientes. 

En dicho informe se recomiendan políticas de: reducción de las emisiones de CO2 de los edificios; minimización de los residuos y prevención de la polución, que desarrollen estrategias de mejora de la sostenibilidad en la edificación. El Green Building Council de Australia, tiene establecido un código de conducta para sus socios-miembros quienes asumen estos compromisos:

En lo que respecta a la gestión del territorio, la planificación y el urbanismo, conviene escuchar la recomendación de la División de Población del Comité de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, en su Informe de enero de 2008: 

“As the world becomes increasingly urban, decisions taken today in cities across the world will shape the economic, social and environmental future of humankind. Properly managed, urbanization can help in combating poverty, inequality and environmental degradation.”

Es así como la edificación y el urbanismo vienen a configurar un amplio capítulo de la agenda para la transformación hacia la sostenibilidad.

5 Comentarios

gloria acelas

10/06/2017

muy interesante .... me gustaría acceder al informe de la OECD .... como lo puede conseguir... gracias

Ane

03/08/2017

excelentes articulos y cortos centrandose en lo realmente importante

Edwin Dalton

03/12/2017

Buena y oportuna informacion

Rosa Maria

08/12/2017

muy buena info

YARITZA YANEXIS ALZATE CARLOS

08/12/2017

Excelente!

Escribe tu comentario

Todos los campos son obligatorios.

Nombre

Debes introducir un nombre

Dirección de email

Debes introducir un email válido

Comentarios

250 caracteres max.

Debes introducir un comentario
Acepta la información sobre protección de datos
Debes aceptar la información sobre protección de datos