Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

64 Vistas

06/08/2015

Conclusiones tras la cumbre de Copenhague

¿Cómo adoptar una mirada fresca sobre los decepcionantes resultados de la cumbre de Copenhague?

¿Cómo adoptar una mirada fresca sobre los decepcionantes resultados de la cumbre de Copenhague?

Acciona y más de 950 empresas en todo el mundo esperábamos algo más cuando entregamos el Copenhagen Communiqué al Secretario General de las Naciones Unidas -Ban Ki Moon- en septiembre en Nueva York.

¿Podemos ser optimistas ante una cumbre sobre el cambio climático donde los ganadores son quienes niegan este cambio, o los mayores emisores que se niegan a ser monitorizados?

Debemos centrarnos, ser realistas. Sí, se ha conseguido un gran acuerdo en cuanto al perímetro de consenso; pobre en su contenido pero muy instructivo acerca de cómo avanzaremos durante la próxima década.

Las aspectos más relevantes del acuerdo de Copenhague pueden resumirse como sigue:

  1. Objetivo a largo plazo: El acuerdo estipula que se requiere una fuerte reducción de las emisiones, de manera que la temperatura media del planeta no supere los 2ºC  respecto a los niveles preindustriales.
  2. Financiación: Los países desarrollados se fijan el objetivo de movilizar conjuntamente $100bn anuales a partir del 2020 para contribuir a las necesidades de los países en desarrollo. Y un fondo de $30bn de aquí a 2012.
  3. Protección contra la deforestación: El acuerdo reconoce la importancia de reducir las emisiones provenientes de la deforestación y degradación de los bosques y acuerda proveer de “incentivos positivos” mediante recursos financieros del mundo desarrollado.
  4. Reducción de  emisiones: El acuerdo no refleja cifras concretas para la limitación de emisiones de los países desarrollados ni una reducción de los países en desarrollo. Aunque los países acordaron presentar sus objetivos de reducción y limitación de emisiones el 31 de enero de 2010,  ya no se espera que se cumpla el plazo previsto.
  5. Mercado de carbono: El acuerdo se limita a mencionar que se buscarán diferentes enfoques, incluyendo las oportunidades de utilizar mercados…
  6. Verificación: El acuerdo incluye el compromiso de las economías emergentes de reportar cada dos años, pero no se acuerda un mecanismo de verificación internacional.
  7. Acuerdo vinculante: El acuerdo de Copenhagen no es vinculante y tampoco se acuerda alcanzar un tratado vinculante durante el 2010.

Seguiremos pendientes de cómo evoluciona todo esto.

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.