Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas el uso que hacemos de ellas. Si lo deseas puedes modificar tus preferencias en el navegador.

744 Vistas

17/09/2015

Las empresas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Basándonos en la guía SDG Compass, hacemos un breve resumen de los primeros pasos que deben seguir las compañías para alinear los ODS con su actividad

Más de 150 líderes del mundo asistirán a la Cumbre sobre el Desarrollo Sostenible para adoptar formalmente los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). A diferencia de los anteriores Objetivos de Desarrollo Milenio, los nuevos estarán más orientados a la sostenibilidad y confieren al sector privado un papel más relevante.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoce la fuerza transformadora de las empresas al ser la principal fuente mundial de la actividad económica, el sector privado ha de liderar las mejoras del nivel de vida en todo el mundo.

Sede De Las Naciones Unidas , Nueva York

La guía SDG Compass - proyecto en común de Global Compact, WBCSD y Global Reporting Initiative – explica cómo afectan los ODS a las empresas, ofrece herramientas y conocimientos para introducir la sostenibilidad en el corazón de su negocio. Basándonos en esta guía, hacemos un breve resumen de los primeros pasos que deben seguir las compañías para alinear los objetivos con su actividad:

Comprender los objetivos

En total son 17 objetivos y 169 metas que tratan de abarcar la profundidad del desarrollo global. Para mayor comprensión, los dividimos en cuatro grupos:

 

  1. Pobreza, hambre, desarrollo social, dignidad y servicios básicos: Objetivos 1, 2, 3, 4, 5 y 6.
  2. Crecimiento y desigualdad económica; modelos de producción y consumo: Objetivos 7, 8, 9, 10 y 11.
  3. Cambio climático y protección ambiental: Objetivos 12, 13 y 14.
  4. Justicia, asociación y colaboración de la comunidad global. Objetivos 15, 16 y 17.

 

Evaluar los ODS y definir las prioridades

Valorando cada objetivo y sus posibles impactos, muchas empresas encontrarán responsabilidades directa o indirectamente relacionadas con su actividad. Evidentemente, cada compañía tendrá una serie de prioridades que encajarán mejor con los diferentes objetivos. Sin embargo, en aquellos objetivos que las empresas no encuentren una vinculación con su área de negocio, se presenta la ocasión de valorar otras oportunidades de mercado.

Establecer y cumplir los objetivos

Al igual que en el sector privado con los planes estratégicos de sostenibilidad, los ODS marcan el trabajo al largo plazo, en concreto hasta un máximo de 15 años. Las empresas van a tener la posibilidad de alinear sus objetivos individuales en este marco orientado al desarrollo sostenible propuesto por ONU y aceptado internacionalmente.

Los ODS van a marcar la agenda sobre el desarrollo global. En este sentido, alcanzar los objetivos supondrá una mejora reputacional al poder demostrar el liderazgo en asuntos materiales de la sostenibilidad.

Comunicar e informar

La ONU está llevando a cabo una campaña para impulsar y difundir masivamente los ODS. De hecho, va a seguir con la comunicación una vez aprobados los objetivos para que no pierdan fuerza, manteniendo la atención quince años más.

El reconocimiento internacional de los ODS incentivará a las empresas a comunicar el desempeño del desarrollo sostenible mediante un lenguaje común. De esta manera, será más fácil para el sector privado la comunicación con la sociedad civil y el resto de sus stakeholders.

Fuentes: SDGscompass, ElDiario.es, Pacto Mundial

Newsletter

¿Te gustaría recibir los mejores contenidos sobre sostenibilidad en tu correo?

Comparte este artículo
¿Qué te ha parecido?
Comparte este artículo
Invitado
250 caracteres max.
AlIv

La aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, tendrá como consecuencia, un progreso evidentemente positivo al medio ambiente que este implicado.